FESTIVAL DE CANNES 2017: 10 OUTFITS QUE NO TE PUEDES PERDER.

La costa azul ha vuelto a ser, una vez más, el escenario donde el mundo del cine y el glamour (aunque se podría decir que ambos mundos van casi de la mano) se han vuelto a unir. Este año se celebraba la 70ª gala del Festival de Cannes, la cual ha transcurrido entre polémicas (Netflix siempre llama la atención allá a donde va), mucho-mucho cine y moda, justo de lo que vengo a hablaros hoy. Me gustaría compartir con todas vosotras mis 10 outfits favoritos de este festival cinematográfico. ¡Comencemos!

gettyimages-684079848

Monica Belluci va preciosa en un mono negro de Stella McCartney y zapatos de Giuseppe Zanotti. Un look clásico pero súper favorecedor y elegante.

Sigue leyendo “FESTIVAL DE CANNES 2017: 10 OUTFITS QUE NO TE PUEDES PERDER.”

FIVE MUST-WATCH FASHION MOVIES.

¡Buenos días! ¿Cómo estáis? Espero que estéis súper bien. Hoy os traigo cinco películas sobre moda que deberíais ver si os gusta este tema.

El diario viste de Prada. Es tan famosa que no necesita introducción. Es una obra maestra. Una de esas películas que siempre te apetece ver, con la que te diviertes, te emocionas, sufres, ríes… Y lo dicho, si te gusta el mundo de la moda esta es tú película y no sólo porque hable sobre cómo se trabaja en una revista de moda, sino porque los outfits son auténticas obras de arte.

El diario viste de Prada es una película icónica con la que me siento muy representada. Es una de esas películas palomiteras (es decir, de sofá, mantita, palomitas y película en uno de esos días que ni quieres ni puedes pensar) que se han convertido en casi casi (y salvando las distancias) en una película de culto. Meryl Streep está maravillosa, como siempre y Anne Hathaway, nuestra amada princesa de Genovia, a la altura en un magnífico papel representando a una chica normal y corriente.

Sigue leyendo “FIVE MUST-WATCH FASHION MOVIES.”

BLACK SWIMWEAR.

El bikini no está en su mejor momento. El famoso dos piezas está siendo sustituido por el bañador que, hasta hace unos pocos años, era el gran olvidado de las colecciones de baño. Esta revolución ha pillado por sorpresa a casi todos, pero está triunfando por varios motivos: es más cómodo, hay diseños para todos los gustos y algunos muy originales, es una prenda muy sexy y se puede usar también como body.

Yo llevo un par de años que me quiero hacer hacer con algún bañador pero nunca me termino de atrever. No estoy 100% segura de que lo vaya a terminar usando, de que me vea bien con él y, estoy bastante segura, que me terminaré cansando y volvería al bikini enseguida.

Sigue leyendo “BLACK SWIMWEAR.”

THE OA

The OA es una serie original de Netflix que se estrenó el pasado mes de diciembre. Es una serie del género drama y misterio cuyo argumento principal es la reaparición de Prairie Johnson  después de haber estado desaparecida durante siete años. Pero no es una reaparición normal puesto que, cuando Prairie desapareció era ciega y cuando vuelve a su hogar puede ver. Tras su regreso, Prairie debe cumplir una misión para la que tiene que contar con la ayuda de cinco extraños.

(CONSEJO: Si estáis interesados en ver la serie, os recomiendo no ver el siguiente video y dejar que esta serie os sorprenda).

Sigue leyendo “THE OA”

ORGANIZATION TIPS

Follow my blog with Bloglovin

Los menos afortunados ya tienen los exámenes encima. Yo, por suerte o por desgracia, aún tengo algo menos de un mes para enfrentarme a ellos pero estoy hasta arriba de trabajos, entregas… Por ello necesito más organización que nunca para poder terminar los trabajos y empezar a estudiar.

Lo que yo hago para organizarme es bastante metódico, pero me funciona bastante bien:

  • Suelo empezar a organizarme una semana antes, para que me de tiempo a corregir cualquier cosa ante cualquier imprevisto.
  • Necesito tener el espacio a mi alrededor organizado y muy despejado a la hora de estudiar o trabajar. El ambiente que mejor me va es el de la biblioteca, pero como no siempre es posible (o me apetece) ir, suelo ponerme de espaldas (o sacar de mi habitación) todo aquello que me pueda distraer: bolis, móvil, ordenador, el libro que me estoy leyendo…
  • Siempre que me organizo tengo que escribirlo para que quede constancia, darme cuenta de si mis objetivos son reales o no, y ver qué necesito o falta en mi rutina.  Para ello uso:
    • La agenda. Usar una agenda para mi es imprescindible. No sé vivir sin una. En ella escribo de manera semanal todo lo que tengo que hacer, cuántas horas le voy a dedicar y si necesito hacer hincapié en algún punto en especial. Normalmente, por día, me suelo marcar un máximo de 3 tareas, porque más me parece imposible de abarcar.
    • Organizador semanal. Pongo todo lo que tengo que hacer ese día sí o sí. Me da una vista semanal y, por lo tanto, más amplia que me permite marcar objetivos más reales que con la agenda.  Suelo organizarme con la agenda y el organizador semanal en paralelo.
    • Organizador mensual. Me encanta hacerlos yo misma o buscar en internet alguna plantilla bonita. En este organizador lo uso para marcar días de entregas, exámenes, lo más importante del día… Suelo ir tachando cada día que pasa para presionarme a mí misma.
    • Listas. Cada día, antes de ponerme a estudiar, hago una lista con lo que había preparado antes con la agenda y el organizador semanal y, otra lista, con lo que me gustaría conseguir. Según voy terminado tareas las voy tachando, ¡y qué bien sienta!
  • Intento no pensar mucho en todo lo que tengo que hacer porque, si lo hago, me entra el agobio y la ansiedad ¡y no hago nada! Por ello, suelo empezar a trabajar desde bien temprano, una vez que rompo la barrera de la pereza no vuelve en todo el día.
  • Me gusta dedicar mi atención sólo a una cosa. No me gusta eso de la multi-task a no ser que no me quede más remedio.
  • Como he dicho es muy importante ponernos objetivos realistas y no marcar de más y, sobre todo, cuando está claro que no podremos abarcar todo.
  • No nos tenemos que hundir o agobiar si un día no cumplimos nuestros objetivos. No pasa nada. Al día siguiente trabajamos un poco más, ¡y listo!
  • Saber decir que no. Si estamos agobiados y tenemos que rechazar algún plan no nos tenemos que sentir culpables por ello o intentar buscar tiempo de donde no lo hay.
  • Tener un lugar de trabajo y otro de descanso y no mezclarlos, ¡es por tu salud mental!
  • Saber descansar y saber volver al trabajo. Yo suelo parar de trabajar cada hora-hora y media, y me suelo tomar entre 15 y 25 minutos de descanso.

 

¿Vosotras cómo os organizáis?

See you soon.

13 REASONS TO WATCH 13 REASONS

“Hey it’s Hannah. Hannah Baker. Don’t adjust your… whatever device you’re hearing this on. It’s me, live and in stereo”.

Sí, lo sé, llego cosa de un mes tarde y no voy a poder decir nada que no sepáis o no hayan dicho mil personas antes que yo pero es necesario (muy necesario) darle bombo a esta serie. No me refiero a darle publicidad (que no la necesita) o a deciros lo bien hecha que está o lo bonita que es (que tampoco le hace ninguna falta). No, no me refiero a eso. Me refiero a lo necesaria que es, que ha llegado en un momento idóneo y que puede ayudar a tanta, pero a tanta, gente y cambiar la mentalidad (o al  menos los actos) de otras tantas que, sólo por eso, merece la pena.

Por eso os traigo mis 13 razones por las que todo el mundo debería de ver 13 reasosns why:

Sigue leyendo “13 REASONS TO WATCH 13 REASONS”

CUADROS VICHY

Los cuadros vichy se caracterizan por ser cuadrados de pequeño tamaño y distintos colores (normalmente sólo cambia el tono pero el color es el mismo) sobre un fondo blanco. Y están de moda. Muy de moda.

A pesar de que están en pleno auge en pleno 2017 su aparición se remonta al siglo XVII , en la localidad francesa Vichy, cuando se empezó a usar este estampado, antes solo usado en manteles de picnic, en camisas de hombres y mujeres que trabajaban en el campo. A mediados del siglo XX, Brigitte Bardot se casó con Jacques Charrier  con un vestido de novia con estampaños de cuadros vichy en rosa y blanco con detalles en encaje, diseñado por el frances Jacques Esterel. Sin lugar a dudas fue un vestido de novia muy original y que marcó un antes y un después.

1-2bb21

Brigitte Bardot consiguió hacer de este estampado una moda que se vivió en los años 50 del siglo XX y es que las faldas midi se llenaron de este famoso estampado, consiguiendo convertirlo en un signo de feminidad.

En la actualidad, aunque creo que pocas se atreverían con un vestido de novia tan original, sí podemos ver los cuadros vichy en cualquier prenda y mezcla con otras tendencias como, por ejemplo, los volantes, las gabardinas, shoulder-off o las superposiciones.

93cef7dd787589181c07d3da00222b056355a3c9dd746b30ed11f380e4933dc9db26e7600bbc970c0091bfdd3d1b08803bc5d4a554a96c57b5e08893abc78240af4aded7280886781d0d05008c7e961049229effd9b5f005029486e46c099831a17436c442216a70f909e184cf3e19742a3693e7c1b8f476fb2228ab09cc872fce267193ec4e8aa35eec452e571150d36db811e5556051097f18ec67efcb3fcc

Aunque yo no me atrevo con esta tendencia en cualquier prenda, mi opción favorita son los cuadros en blanco y negro. Me parece que es la opción ideal y que añadiéndole un bolso en rojo le das un toque super original y llamativo con el que es imposible fallar.

Como veis, las opciones con estos cuadrados son miles. Los puedes conjuntas con vaqueros, con otros estampados, puedes optar por un total-look o sólo por una prenda… ¡Y lo mejor! Al estar tan de moda es posible encontrar cualquier prenda con este estampado, a cualquier precio y de cualquier modo. Da igual como te guste o que busques, que seguro que lo encuentras.

See you soon.

LA MAGIA DE SER SOFÍA.

Le tengo miedo a volar. Bueno, no, no me da miedo volar, lo que me da miedo es el despegue. Una vez arriba disfruto como una enana, pero los momentos previos al despegue y durante el mismo soy la que más sufre de todo el avión. Pero, aunque no me de miedo estar a no sé cuantos miles de kilometros (en realidad no quiero saber cuantos son) de tierra firme necesito una distracción (bueno, más bien dos) para evitar que la ansiedad y sus pensamientos negativos-catastróficos me inunden. Esas distracciones son la música y leer.

En Semana Santa me fui con mi novio a pasar unos días a Milán (en cuanto tenga un poco más de tiempo os hablaré del viaje) y el libro elegido fue La Magia de ser Sofía. Me lo recomendó mi amiga Ana de Falling for A, ya que según ella ese libro me iba a encantar pero, si os soy sincera, no me decanté por ese libro por la trama o por su recomendación, sino porque buscaba un libro sencillo, de esos que no hace falta pensar o estar 100% concentrada y porque la relación precio-tamaño estaba bastante bien.

Pues bien Ana, he de decirte que no me podrías haber recomendado mejor libro.

esl91152

Era feliz con lo poco que tenía, que me parecía mucho. ¿Qué necesidad tenía de meterme en ese berenjenal que los optimistas llaman amor?

La magia de ser Sofia trata sobre una historia de amor pero que no es la típica, sino que trata un amor más real y más actual. Por una parte tenemos a Sofía, una licenciada en filología que, tras no encontrar trabajo de lo suyo, comenzó a trabajar en el Alejandría, una cafetería en el centro de Madrid, de esas que te atrapa y tienes que volver; por el otro lado tenemos a Hector, natural de Badajoz que ha vivido en Madrid durante la universidad y después se trasladó a vivir a Ginebra con su novia de toda la vida. Hector vuelve a mudarse a Madrid, teniendo que vivir así una relación a distancia de seis meses, por motivos laborales. Durante este tiempo descubrirá la magia y, sobre todo, la magia de Sofía.

Como os digo al principio, es un libro que me sorprendió muy gratamente y que me enganchó, que me obsesionó y que me enamoró. Las dos mejores horas de avión que he tenido en la vida (os lo juro). Una de las mejores cosas que tiene este libro es que hay capítulos desde el punto de vista de Sofía y desde el punto de vista de Héctor, haciendo la narración más interesante y completa, porque supongo que ya lo sabéis pero ¡cómo cambia un mismo hecho visto por dos personas distintas!

De este libro me han sorprendido muchas cosas, me sorprendió hasta el propio libro, pero yo creo que lo que más me llamó la atención fue su manera de tratar el amor y el sobrepeso de la protagonista. Pero vamos por partes:

Elísabet Benavent trata el tema del amor de una manera sana, bonita y realista. Trata el amor como lo que debería ser: un añadido a tu vida, no tu vida. Te enseña a aceptar que te puedes enamorar de cualquiera en cualquier momento y que eso, por mucho que te empeñes, no lo controlas tú y que tienes dos opciones: o vives el amor o dejas que se vaya. Porque sí, Elísabet también nos enseña a dejar ir. A no cortar la libertad, a no esperar nada de nadie (porque en esta vida nadie te debe nada), y a aceptar las decisiones de los demás. Nos muestra una relación sana (cosa que es difícil encontrar en libros de amor) y se agradece mucho. MUCHO.

Voy a contarte un secreto, Sofía: tener pareja es solo una circunstancia de la que no podemos depender”.

En cuanto al físico no puedo más que darle otro aplauso a la autora. Sofía tiene sobrepeso y durante el comienzo de la novela está muy presente. Cuando Héctor comienza a enamorarse de Sofía esto cambia, y no es que ella adelgace, sino que como Héctor la ve guapa con sus kilos de más y Sofía no tiene complejos (como tiene que ser) te da la sensación de que están hablando de cualquier otra chica que tiene el mismo nombre. Y al principio me molestó, no entendía porque la tenía que cambiar así, hasta que comprendí que no cambiaba Sofía, sino que el narrador (hola clases de narratología) era quien la veía así de guapa y atractiva, con sus kilos de más  y con todos sus defectos. Y me encantó y me dejó sin palabras y me pareció una de las cosas más bonitas del libro y ojalá siempre fuese así.

Otro punto muy a favor del libro, y que me gustó mucho, fue la importancia de los personajes secundarios. No es sólo la historia de amor entre los protagonistas, sino que va más allá y los secundarios también tienen vida, ambiciones, amores y desamores… que te permiten despejarte un poco de la trama principal.

En resumidas cuentas, Elísabet Benavent sabe contar historias y consigue que, a pesar de tratar un tema complicado empatices con sus personajes. Es un libro de esos que te tocan todo por dentro y se van llevándose un poquito de ti, dejándote con ganas de más y haciendo que pienses en esa relación más que los propios protagonistas.

Os recomiendo que, si tenéis la oportunidad, le deis una oportunidad. No creo que os defraude. Yo en cuento pueda me haré con el segundo, ¡que me muero de ganas de saber como termina esta bilogía!

7/10

See you soon.

GREEN MIND.

United Thoughs of Tam, como os dije en la presentación (la podéis leer aquí), es mi diario no-personal. Vamos, el lugar donde vengo a hablar de todo aquello que quiero, que me apetece o me interesa. Para mi el medio ambiente, la sostenibilidad, la naturaleza, la fauna y su ecosistema, es muy importante y creo que, por desgracia, en la actualidad no le damos la importancia necesaria y se nos ha olvidado que necesitamos todo eso para vivir. Por ello, y para intentar concienciar aunque sea sólo a una persona (el cambio comienza con pequeños pasos), voy a crear una nueva sección: green mind. La actualizaré mínimo una vez al mes y hablaré de cualquier cosa que tenga que ver con este tema, intentado, claro está, que haya variedad de contenido, sea interesante y de ayuda.

En este primer post me gustaría hacer una especie de manifiesto y auto-ponerme diez hábitos que debo cambiar para ser una persona más sostenible en el día a día:

  1. Comprar alimentos naturales y ecológicos.
  2. Comprar sólo aquello que no necesite. Mi bolsillo, armarios y mi madre también me lo agradecerán.
  3. Leer más en ebook y menos en papel.
  4. Imprimir sólo lo necesario y utilizar mejor el papel.
  5. Duchas más cortas.
  6. Apagar las luces y todos aquellos aparatos electrónicos que no esté utilizando.
  7. Evitar usar aerosoles.
  8. No usar el ascensor y optar por subir por las escaleras. Además de ahorrar energía nos mantendremos en forma.
  9. Cambiar las bombillas de mi casa de bombillas normales-de-toda-la-vida a bombillas de bajo consumo.

¿Vosotros tenéis algún truco para ser más ecológicos? ¿Me recomendáis cambiar algún hábito más?

See you soon.