FAVORITOS DEL VERANO.

Como ya os comenté en el post anterior (lo podéis ver aquí) durante este mes de agosto he decidido darle un pequeño giro al blog. Por ello hoy comenzamos una nueva sección que haré una vez cada dos meses y en ella os hablaré de mis productos aleatorios favoritos que he tenido durante esa temporada.

Pues sin más dilaciones, ¡vamos a comenzar!

Para empezar con los favoritos de este verano, os quería hablar de las nuevas mascarillas de L’oreal. Son una nueva gama que son una pasada. Yo he probado la mascarilla exfoliante y a pesar de que sólo la llevo usando un par de semanas ME EN-CAN-TA. Me deja la piel limpia, lisa y súper suave. Estoy considerando probar alguna otra mascarilla para probarla y ya de paso probar eso de la multimascarilla (usar distintos tipos de mascarillas dependiendo de la parte de la cara y de sus necesidades).

 

arcilla-exfoliante
Mascarilla exfoliante L’Oreal

Respecto a la música, tengo dos favoritos y tranquilos, ninguna es “Despacito”. La primera es “Mazas y Catapultas” de KASE.O. Me la descubrió mi novio en nuestro viaje a Viena, y no me podría gustar más.

Continue reading “FAVORITOS DEL VERANO.”

Anuncios

MI EXPERIENCIA CON SAAL DIGITAL

¡Hola! ¿Qué tal? Yo genial. La verdad que estos días de desconexión me han venido de lujo. He recargado pilas, he tenido mil ideas para el blog, he viajo (ya os contaré), he vivido experiencias nuevas y he tenido ganas de volver a escribir. Por eso me adelanto unos días para ir poniendo poco a poco el blog otra vez en marcha. Así que, sin más dilaciones, ¡vamos a empezar!

Hoy os venía a hablar de Saal Digital. Ana, de Falling for A, me avisó que Saal Digital ofrecían cupones descuentos para testar sus álbumes digitales y no lo pensé dos veces y en seguida me puse en contacto con ellos. Solo tardaron un par de horas en darme mi código descuento de 20 euros y en ayudarme en todos los pasos que tenía que seguir para realizar yo misma mi propio álbum.

Usé esta experiencia que me ofreció Saal Digital para tener un detalle con mis padres y hacer un álbum con fotos de mi hermana y mías más actuales. Esta idea se me ocurrió cuando estaba en pleno proceso de creación de un álbum más personal, sólo para mí. Pero justo una tarde, después de comer, nos pusimos a ver fotos y cuando nos quisimos dar cuenta estaba la mesa del café del salón llena de álbumes de hace, como poco, 10 años, y me di cuenta de que no había fotos actuales. Con las cámaras digitales y los ordenadores y la Nube, parece que se ha perdido el valor de la fotografía. No paramos de hacer fotos para luego almacenarlas de manera compulsiva y olvidarte de ellas para siempre. Es una auténtica pena y un despropósito. A mí personalmente, me encanta hacer fotos y verlas, recordar anécdotas y ver como ha cambiado todo, qué has aprendido y cuánto has madurado. Así que no tarde nada en comenzar otro álbum más familiar desde cero. A pesar de que la parte de creación del albúm me encantó, lo mejor de todo fue cuando mis padres abrieron el paquete y vieron las fotos. ¡Les encantó el regalo!

IMG_9138.jpg

Continue reading “MI EXPERIENCIA CON SAAL DIGITAL”

8 THINGS TO DO IN ASTURIES.

¡Hola! ¿Qué tal? Espero que estéis súper bien. Después de la gran acogida que tuvo el post “10 things to do in Milano” (el cual podéis leer aquí) hoy os traigo 8 cosas que hacer en Asturias.

Fui el verano pasado una semana entera con mi novio. Era mi segunda vez en Asturias, pero de la primera visita casi no me acordaba de nada, así que casi se podría decir que era mi primera vez allí.

Fue una semana muy pero que muy intensa. Cuando viajo me vuelvo hiperactiva, y quiero ver todo. A mí eso de viajar para descansar… No va mucho conmigo, la verdad.

¡Sin más dilaciones, vamos a comenzar!

Comienzo con la visita obligada. Oviedo, la capital. Es una ciudad preciosa. La catedral es una parada que todo el mundo debe de hacer, igual que el parque Campo de San Francisco y, por supuesto, no os podéis ir de la ciudad sin ver antes San Miguel de Lillo, Santa María del Naranco y San Julian de los Prados. Podéis encontrar una gran cantidad de restaurantes en la Calle de las Sidrerías.

IMG_8767 2IMG_8727 2

Continue reading “8 THINGS TO DO IN ASTURIES.”

10 THINGS TO DO IN MILANO.

La semana santa la pasé en Milán con mi novio. No fue el primer destino que pensamos, ¡de hecho era el último! Nuestra idea inicial era ir a Roma (ninguno de los dos hemos estado y nos morimos de ganas), o a Florencia pero el precio de ambos destinos era casi el doble que Milán, y qué queréis que os diga: somos estudiantes.

Sobre Milán siempre había oído hablar mal: “no tiene nada”, “todo es el Duomo”… Pero a mí, personalmente, me gustó. Es cierto que no ofrece tanto como Roma, pero es un destino bastante bonito donde puedes hacer bastantes cosas, ¡vamos a empezar!

Si vas a Milán, en mi opinión, no puedes dejar de ir a Bergamo. ¡ME EN-CAN-TÓ! Es un pueblecito a una hora de Milán (si viajáis con Ryanair iréis al aeropuerto de este pueblo) y con mucho encanto. Tiene dos niveles, y se sube al centro histórico a través de un funicular (también se puede subir andando, pero la cuesta es importante). Sin duda, una de las cosas que más me gusto de este pueblecito es una iglesia, Basílica de Santa María la Mayor, que, por fuera parece super pequeña y humilde y por dentro es una PA-SA-DA. Merece mucho la pena pasar.

IMG_9418IMG_9390

 

Continue reading “10 THINGS TO DO IN MILANO.”

MAKE-UP SUMMER.

El verano no es la época del maquillaje. O al menos no de mi tipo de maquillaje: pre-base, base líquida, corrector, base en polvo, iluminador… No, para nada. El verano es la temporada de llevar la piel lo más natural posible, usar los colores más alegres y maquillajes más naturales, frescos y limpios.

Hoy quiero hablaros de mis productos favoritos de maquillaje para verano. ¡Vamos a comenzar!

Continue reading “MAKE-UP SUMMER.”

RAÍCES PEGAJOSAS. CÓMO ACABAR CON ELLAS.

¡Hola! Para hoy os traigo un post muy distinto hasta ahora pero creo que puede ser de gran utilidad.

A finales de mayo me compré la nueva gama de champús de Garnier. Eran (sí, en pasado, eran) mis champús favoritos y los que mejor me iban, tanto la serie de Original Remedies como la normal de toda la vida, así que pensaba que la nueva fórmula sería aún mejor. ¡Y en qué momento se me ocurrió por la cabeza comprarlos! Me compré dos: hidra-rizos y fuerza & brillo.  Primero usé el último que os he nombrado, el de fuerza & brillo. Me suelo duchar por la noche (y sí, me voy a dormir con el pelo húmedo), por lo que cuando me desperté al día siguiente notaba el pelo sucio. Pensé que me había aclarado mal el pelo por lo que me volví a lavar el pelo ese mismo día y obtuve el mismo resultado. En esta ocasión pensaba que la toalla estaba sucia, por lo que me volví a lavar el pelo al día siguiente y ocurrió exactamente lo mismo por lo que pensé que el champú no iba bien para mi pelo, que me lo engrasaba. Por lo que, una vez más, me volví a lavar el pelo pero, en esta ocasión, con el champú hidra-rizos y ocurrió exactamente lo mismo.

La raíz de mi pelo estaba asquerosa. De lejos parecía simplemente que tenía el pelo sucio pero si lo tocabas estaba pegajoso y era como una pasta. Horrible. Me compré dos champús: uno de L’oreal y otro de Pantene. Me lavé el pelo dos días consecutivos, cada día con cada uno de esos champús pero mi pelo no mejoraba sino todo lo contrario, esa pasta asquerosa cada vez se iba extendiendo más y más por todo el pelo.

Desesperada busqué en Internet y pude darme cuenta de que eso le pasa a mucha gente y no es por un champú o por otro, sino que ocurre por la cantidad de productos perjudiciales para nuestro cabello que contienen los champús, mascarillas, acondicionadores…. A ver, me explico mejor: todos sabemos que los productos de cuidado capilar muy sanos y ecológicos no son, por mucho que digan que sí. Pues bien, llega un momento que, al usar muchos productos (como era mi caso) el pelo crea como una barrera protectora y se forma esa pasta grasosa y asquerosa que cuesta mucho quitar.

En los distintos foros que visité (los podéis leer aquí y aquí) ponían que con el champú Geniol, alguno de niños como Johnson’s Baby o con Fairy (no os voy a mentir, yo también pensé en usarlo) se va. En mi caso se fue gracias al champú de niños, ¡y menos mal! Me costó 3-4 lavados tener el pelo bien del todo y a día de hoy sigo usando champú para niños y el champú de Geniol. En cuanto termine ambos champús tengo decidido empezar a usar champús (y geles) ecológicos y naturales como los de Lush, por ejemplo. Era algo que llevaba pensando desde hacía un tiempo y este horrible y asqueroso suceso me ha animado a tomar la decisión. ¡Me niego a que me vuelva a pasar lo mismo!

See you soon.

 

 

CÓMO SOBREVIVIR A LOS TACONES.

¡Hola! Después de haber acabado la época de exámenes, trabajos, proyectos inesperados y de odiar a mi yo pasado por vaga, vuelvo y con más ganas que nunca.

Como ya sabéis soy estudiante, por lo que eso me permite tener tres largos y eternos meses de verano (y de mucho calor). Como es la estación que menos me gusta (se podría decir que la odio, pero de esto ya os hablaré en otro momento) ya estoy preparándome para sobrevivir a esta estación.

Hoy os quiero dar unos consejos/trucos de moda: cómo sobrevivir a los amados y odiados tacones.

No sé vosotras, pero yo tengo una relación amor-odio con los tacones muy extraña. Me gustan, pero a los cinco minutos ya tengo ganas de arrancarme los pies, quemar los tacones (y todos los tacones del mundo) y crear una ley que prohiba su fabricación. Pero en verano se alargan las noches y, qué queréis que os diga, un vestido queda mucho mejor con unos tacones que con unos zapatos planos.

tacones__9460

Así que, sin más dilaciones, aquí tenéis mis trucos y consejos para que los tacones no nos ganen:

  • Aunque parezca una obviedad hay que comprar tacones de nuestra talla. Por mucho que nos gusten uno, si no son de nuestra talla la mejor opción es dejarlos en la tienda.
  • Usar plantillas de gel o cualquier otro remedio que venden en las farmacias. Os aseguro que me han salvado la vida más de una vez.
  • Usar plataformas. Para mí, son la opción más viable y más cómoda. Están muy de moda así que es super sencillo encontrar el modelo que más te guste y se adapte a tu personalidad, así que genial.
  • Antes de salir a la calle con unos tacones nuevos podemos usarlo por casa para agrandarlos y que nuestro pie se acostumbre a él. Si queréis adelantar este proceso, os podéis poner el zapato con un calcetín para que se agrande aún más.
  • Si los zapatos son muy duros podéis aplicar por la parte interior vaselina o crema hidratante.
  • Tener los pies hidratados y libres de durezas. Por ello es importante mantenerlos cuidados.
  • No usar los zapatos con los pies mojados o cuando la crema aún no se ha absorbido por completo.
  • Es muy tentador quitarse los zapatos en cuanto consigues cualquier superficie donde plantar tu culo. ¡ERROR! Con los tacones y el dolor los pies se hinchan por lo que cuando te toque volver a calzarte vas a ver las estrellas.
  • Poner polvo de talco en el zapato para evitar que con el sudor el pie se resbale y se cree ese efecto “chancla de playa”.
  • No estar mucho tiempo parada y de pie. Es mejor moverse, que estarse quieto.

 

¿Cuáles son vuestros trucos para aguantar a los tacones?

See you soon.

 

ORGANIZATION TIPS

Follow my blog with Bloglovin

Los menos afortunados ya tienen los exámenes encima. Yo, por suerte o por desgracia, aún tengo algo menos de un mes para enfrentarme a ellos pero estoy hasta arriba de trabajos, entregas… Por ello necesito más organización que nunca para poder terminar los trabajos y empezar a estudiar.

Lo que yo hago para organizarme es bastante metódico, pero me funciona bastante bien:

  • Suelo empezar a organizarme una semana antes, para que me de tiempo a corregir cualquier cosa ante cualquier imprevisto.
  • Necesito tener el espacio a mi alrededor organizado y muy despejado a la hora de estudiar o trabajar. El ambiente que mejor me va es el de la biblioteca, pero como no siempre es posible (o me apetece) ir, suelo ponerme de espaldas (o sacar de mi habitación) todo aquello que me pueda distraer: bolis, móvil, ordenador, el libro que me estoy leyendo…
  • Siempre que me organizo tengo que escribirlo para que quede constancia, darme cuenta de si mis objetivos son reales o no, y ver qué necesito o falta en mi rutina.  Para ello uso:
    • La agenda. Usar una agenda para mi es imprescindible. No sé vivir sin una. En ella escribo de manera semanal todo lo que tengo que hacer, cuántas horas le voy a dedicar y si necesito hacer hincapié en algún punto en especial. Normalmente, por día, me suelo marcar un máximo de 3 tareas, porque más me parece imposible de abarcar.
    • Organizador semanal. Pongo todo lo que tengo que hacer ese día sí o sí. Me da una vista semanal y, por lo tanto, más amplia que me permite marcar objetivos más reales que con la agenda.  Suelo organizarme con la agenda y el organizador semanal en paralelo.
    • Organizador mensual. Me encanta hacerlos yo misma o buscar en internet alguna plantilla bonita. En este organizador lo uso para marcar días de entregas, exámenes, lo más importante del día… Suelo ir tachando cada día que pasa para presionarme a mí misma.
    • Listas. Cada día, antes de ponerme a estudiar, hago una lista con lo que había preparado antes con la agenda y el organizador semanal y, otra lista, con lo que me gustaría conseguir. Según voy terminado tareas las voy tachando, ¡y qué bien sienta!
  • Intento no pensar mucho en todo lo que tengo que hacer porque, si lo hago, me entra el agobio y la ansiedad ¡y no hago nada! Por ello, suelo empezar a trabajar desde bien temprano, una vez que rompo la barrera de la pereza no vuelve en todo el día.
  • Me gusta dedicar mi atención sólo a una cosa. No me gusta eso de la multi-task a no ser que no me quede más remedio.
  • Como he dicho es muy importante ponernos objetivos realistas y no marcar de más y, sobre todo, cuando está claro que no podremos abarcar todo.
  • No nos tenemos que hundir o agobiar si un día no cumplimos nuestros objetivos. No pasa nada. Al día siguiente trabajamos un poco más, ¡y listo!
  • Saber decir que no. Si estamos agobiados y tenemos que rechazar algún plan no nos tenemos que sentir culpables por ello o intentar buscar tiempo de donde no lo hay.
  • Tener un lugar de trabajo y otro de descanso y no mezclarlos, ¡es por tu salud mental!
  • Saber descansar y saber volver al trabajo. Yo suelo parar de trabajar cada hora-hora y media, y me suelo tomar entre 15 y 25 minutos de descanso.

 

¿Vosotras cómo os organizáis?

See you soon.