WORLD BOOK DAY

Creo que este ha sido el post que, hasta el momento, más me ha costado escribir. Me ha resultado realmente difícil encontrar las palabras exactas y sacar del tintero todo lo que quería, y quiero, decir. A quien le guste leer me va a entender pronto.

Leer es mi mejor hábito y mi peor vicio. Leer me ha dado buenos y malos momentos y, me atrevería a decir, que leer me ha hecho salir adelante, o al menos que me costase un poco menos seguir, en muchas situaciones. Es increíble el poder que tiene la lectura para evadirte de todo y de todos, con que fuerza te agarra por delante, de cara, sin preocuparse de nada, y te lleva bien lejos, allí donde te cueste volver a la realidad y a donde estés deseando regresar, una vez más, a tu otro tú, a tu otra realidad. Leer es una aventura, una experiencia que te transporta a una dimensión paralela en la que tu vida deja de existir y puedes ser quien sea, estar en cualquier época, país o galaxia. En fin, que leer es dejarse llevar. Pero dejarse llevar bien y de verdad. Es dejar de ser tú y ser cualquier otra persona. Tener experiencias, conocimientos y sentimientos nuevos en cada página. Es echar de menos lugares y gente que jamás has conocido y que, por desgracia, jamás harás. Es enamorarte de lugares y personas y es, también, odiar lugares y personas. Leer es sentirte pleno y lleno para, más tarde, sentirte vacío y no saber qué camino coger o qué libro leer.

Es impresionante todo lo que nos aporta leer. Como consigue que avancemos, que nos movamos, que seamos personas totalmente distintas después de pasar la última página (o incluso antes) de un libro. Un simple libro tiene la capacidad de unir a gente que no tiene nada más en común: ni tiempo, ni espacio, ni idioma.

No somos conscientes de lo importante que es la lectura, y no creo que nunca lo hagamos. Pero no importa, al menos no mucho, siempre que sigamos leyendo, apoyando la cultura y, sobre todo, seguir creando. Hay que crear como si fuésemos los primeros.

See you soon.