OFF.

Odio el verano. Odio el calor, odio no tener una rutina y odio la ropa de verano. Pero posiblemente lo que más odie de esta estación es el mes de agosto. Odio que no haya casi gente por la calle (a no ser que te vayas a una ciudad costera), odio las fiestas de los pueblos y sus ferias (supongo que esto es consecuencia de vivir cerca del recinto ferial), odio despedir a los que se van y aguantar a los que se quedan. En fin, que odio todos y cada uno de los 31 días que forman agosto. Por ello, durante este mes intento no estar nada en Madrid. Así parece que el mes pasa más rápido, el odio es menor y septiembre parece más cercano.

Este agosto va a ser un mes de muchas escapadas, de numerosas idas y venidas. De conocer y conocerme. Así que os digo hasta pronto. En septiembre nos vemos de nuevo

¡Disfrutad de vuestro verano!

See you soon.

SUMMER STREET STYLE.

Hola, ¿qué tal? Espero que estéis genial. Hoy os traigo un post algo diferente de lo que había hecho hasta ahora. El post que tengo preparado para hoy es inspiración de moda. Me encanta tirarme horas leyendo revistas de modas, en Pinterest o en las web de moda mirando street style, tendencias, cómo crear conjuntos nuevos con las prendas de siempre… Por eso, hoy os traigo estos looks que me encantan para que os inspiréis.

something-navy

Continue reading “SUMMER STREET STYLE.”

¿CÓMO HACER QUE EL MAQUILLAJE DURE MÁS EN VERANO?

Imaginémonos un día de verano en Madrid, en pleno centro. Una mujer está cerca del Palacio Real. Hace mucho pero mucho calor. Es el día más caluroso del año hasta el momento. Va maquillada y su maquillaje se mantiene intacto a pesar de las elevadas temperaturas ¿cómo es posible? En pleno siglo XXI, con la cantidad de avances que hemos conseguido (el último y el más sorprendente ha sido añadir imágenes al ADN de una bacteria) aún no tenemos la fórmula para el maquillaje perfecto de verano (o que al menos dure algo más que un par de horas).

Como ya os comenté en otra entrada sobre el maquillaje y el verano (la podéis ver aquí), el verano no es la mejor estación para el maquillaje: ni nos apetece, ni nos dura. Por ello, si un día nos queremos arreglar, tenemos mala cara o simplemente nos apetece maquillarnos tenemos que estar preparadas para admitir que el maquillaje se va a estropear en menos de lo que canta un gallo. ¡Pero la batalla no está completamente perdida! Hay pequeños trucos que podemos usar para intentar alargar al máximo la duración de los diferentes potingues que nos echamos. Así que, sin más dilaciones, ¡vamos a ello!

Como ya sabéis es importante limpiar e hidratar la piel antes de comenzar con el maquillaje, ¡y en verano es un paso que no nos podemos saltar! Este paso va a gusto y tipo de piel de cada uno. Yo os recomiendo cremas que os hidraten la piel pero que no os saquen brillos. ¡Pero aquí va mi pequeño truco! Guardar la crema hidratante y el tónico en la nevera. Te refresca y baja la temperatura de tu piel haciendo que el maquillaje aguante más tiempo.

Comenzando por la base, tenemos que usar una base mate y con un color beis. Esto hará que tarden más en salir brillos y minimiza los poros. El beis de la base hará que las rojeces (del calor y del sol) no salgan o sean las menos posibles. (Nota: no usar la mano para aplicar la base o el corrector).

En cuanto al colerete, y aunque me duela admitirlo, nos tenemos que olvidar de los coloretes en crema y usar los coloretes en polvo. Los de Benefit son mis favoritos, pigmentan que dan gusto y los colores no podrían ser más favorecedores.

Aunque no vayamos a la piscina o a la playa también es recomendable usar rimmel waterproof para evitar que el sudor nos haga parecer un oso panda o mapache. El rimmel de Essence es un must-have del verano (una vez leí por Twitter que hasta que no se agotaba el Rimmel Waterproof de Essence no era verano de verdad, ¡y que razón!).

Para evitar los odiados y temidos brillos podemos usar polvos compactos todas las veces que sean necesarios. Otro pequeño truco es usar las brumas o los sprays fijadores (los podemos encontrar en casi todas las tiendas: Nyx, Garnier, Lancome…) para que el maquillaje dure más tiempo.

No debemos realizarnos maquillajes muy sotisficados o elaborados porque, seamos sinceros, aunque usemos todos estos trucos, en verano no paramos de tocarnos y, eso junto con el sudor, hace que el maquillaje se vaya corriendo y que sea inevitable terminar retocándose.

Pero, ¿cómo debemos retocarnos el maquillaje? Primero hay que limpiar la zona que se ha estropeado. Una vez que está limpia de maquillaje y sudor, la retocamos con corrector  (o base) y polvos fijadores. ¡Y lista!

 

THREE MUST-WATCH FASHION SERIES.

No sé si recordaréis la entrada Five must-watch fashion movies que escribí hace unos meses, pues bien, ahora le toca a su prima-hermana. La verdad es que me encanta el cine, pero aún más las series, y una de las cosas en las que más me fijo es en la ropa. Además de poder sacar mil ideas, siempre me llama muchísimo la atención como podemos adivinar el carácter del personaje o su estado anímico a través de la ropa. Por eso, y sin más dilaciones, os dejo con mi lista de series imprescindibles si os gusta el mundo de la moda: ¡comencemos!

No podría comenzar esta lista por otra serie que no fuese Gossip Girl. Sé que soy muy friki, pero me la estoy volviendo a ver y, aquí viene lo peor, en menos de dos semanas ya voy por el final de la tercera temporada. Lo sé, estoy enganchada. Pero es que la serie me trae tantos buenos recuerdos a la vez que parece que la estoy viendo por primera vez.

Para comenzar, esta serie fue la que más me introdujo en el mundo de la moda. Me dio a conocer a diseñadores, a como llevar diadema en cualquier ocasión, o a que el día que vaya a Nueva York tengo que comerme un yogurt en las escaleras del MeT. Es una serie con estilos muy distintos y para todos los gustos: pasando por la elegancia de Blair hasta el estilo más casual de Serena.

De esta serie destaco los vestidos de gala. Todos son preciosos y perfectos.

La segunda en la lista es Sexo en Nueva York. Ya os hablé de ella en el post de las películas (os recuerdo que lo podéis leer de nuevo aquí). Y la verdad, aunque me dé vergüenza admitirlo, no tengo mucho más que decir de esta serie: vestuario de 10, vidas tan complicadas que yo acabaría en un centro psiquiátrico y peluquería y maquillaje de perfectos.

La tercera serie es Pretty Little Liars. En esta serie tenemos personajes parecidos a Gossip Girl: algunos de clase alta que se preocupan más por su imagen que por su familia o amigos o, incluso, ellos mismos. El vestuario de esta serie también me tiene enamorada pero posiblemente sea la que menos me guste.

¿Cuáles son vuestras series favoritas sobre moda?

See you soon.

 

 

AMAZON VS INDITEX.

landscape-1499018978-tcg-3000x1600-v509447558La lucha de las marcas low cost está a la orden del día. Todas se copian entre ellas (y a las marcas grandes, por supuesto), y eso no es un secreto de estado. Pero ahora, a esta gran guerra, se ha unido un participante más: el líder del ecommerce, Amazon.

Esta famosa tienda online comenzó en 1995, cuando Jeff Bezos creó en el garaje de su casa una página web para vender libros. Desde entonces no ha parado de crecer y de conseguir fama internacionalmente. ¿Quién no se ha dado una vuelta de vez en cuando por su amplia oferta de productos? Actualmente encontramos de todo: libros, tecnología, papelería, alimentación, ropa… Y es de esto de lo que os vengo a hablar. Su última apuesta en Europa ha sido el lanzamiento de Find, una línea de ropa low cost. Tiene como objetivo principal convertirse en el distribuidor de moda low cost más fuerte de Europa y, para conseguirlo, ha puesto sus ojos en Inditex.

amazon2

Para comenzar, la multinacional americana ha empezado a establecer contactos con algunos proveedores de la empresa fundada por Amancio Ortega para que se encarguen de la producción de sus prendas. Aunque Inditex no se ha pronunciado al respecto, se rumorea que la empresa dejará de trabajar con todo aquel que firme con Amazon.

En segundo lugar,  el líder del comercio online  está tanteando a los consumidores para conocer los gustos y poder desarrollar una estrategia de producto.

La oferta de Find abarca tanto el público masculino como el femenino, con precios accesibles y parecidos a los que encontramos en tiendas Inditex.

 

 

.

MINI-HAUL VERANIEGO (VOL.I)

¡Hola! ¿Qué tal? Espero que estéis súper bien. Yo ando algo bastante agobiada y liada: entre exámenes, trabajos, proyectos, organizar el verano y el cumpleaños de mi novio estoy bastante estresada.

Hoy os traigo una entrada algo express. Hoy es el cumpleaños de mi novio (¡Felicidadeeees!) y ayer aún no le había comprado nada y, lo peor de todo: ¡no tenía ni una sola idea! Por ello tuve que pasarme toda la tarde de tienda en tienda buscando ideas. Y claro, entre tienda y tienda, miré algo para mí, y terminé picando. Me compré cuatro cositas más que necesarias, ¡mi armario de verano es casi inexistente!

En Zara me compré un mono-vestido blanco de plumetti con flores rojas bordadas en el pecho. Es una auténtica preciosidad y queda muy bien. Por desgracia no he encontrado el mono en la página web de Zara, pero os dejo estos otros dos monos que son parecidos.

Mono azul: Vestido mono bordado.                    Mono negro: Mono plumeti bordado.

Continue reading “MINI-HAUL VERANIEGO (VOL.I)”

CUADROS VICHY

Los cuadros vichy se caracterizan por ser cuadrados de pequeño tamaño y distintos colores (normalmente sólo cambia el tono pero el color es el mismo) sobre un fondo blanco. Y están de moda. Muy de moda.

A pesar de que están en pleno auge en pleno 2017 su aparición se remonta al siglo XVII , en la localidad francesa Vichy, cuando se empezó a usar este estampado, antes solo usado en manteles de picnic, en camisas de hombres y mujeres que trabajaban en el campo. A mediados del siglo XX, Brigitte Bardot se casó con Jacques Charrier  con un vestido de novia con estampaños de cuadros vichy en rosa y blanco con detalles en encaje, diseñado por el frances Jacques Esterel. Sin lugar a dudas fue un vestido de novia muy original y que marcó un antes y un después.

1-2bb21

Brigitte Bardot consiguió hacer de este estampado una moda que se vivió en los años 50 del siglo XX y es que las faldas midi se llenaron de este famoso estampado, consiguiendo convertirlo en un signo de feminidad.

En la actualidad, aunque creo que pocas se atreverían con un vestido de novia tan original, sí podemos ver los cuadros vichy en cualquier prenda y mezcla con otras tendencias como, por ejemplo, los volantes, las gabardinas, shoulder-off o las superposiciones.

93cef7dd787589181c07d3da00222b056355a3c9dd746b30ed11f380e4933dc9db26e7600bbc970c0091bfdd3d1b08803bc5d4a554a96c57b5e08893abc78240af4aded7280886781d0d05008c7e961049229effd9b5f005029486e46c099831a17436c442216a70f909e184cf3e19742a3693e7c1b8f476fb2228ab09cc872fce267193ec4e8aa35eec452e571150d36db811e5556051097f18ec67efcb3fcc

Aunque yo no me atrevo con esta tendencia en cualquier prenda, mi opción favorita son los cuadros en blanco y negro. Me parece que es la opción ideal y que añadiéndole un bolso en rojo le das un toque super original y llamativo con el que es imposible fallar.

Como veis, las opciones con estos cuadrados son miles. Los puedes conjuntas con vaqueros, con otros estampados, puedes optar por un total-look o sólo por una prenda… ¡Y lo mejor! Al estar tan de moda es posible encontrar cualquier prenda con este estampado, a cualquier precio y de cualquier modo. Da igual como te guste o que busques, que seguro que lo encuentras.

See you soon.

LA MAGIA DE SER SOFÍA.

Le tengo miedo a volar. Bueno, no, no me da miedo volar, lo que me da miedo es el despegue. Una vez arriba disfruto como una enana, pero los momentos previos al despegue y durante el mismo soy la que más sufre de todo el avión. Pero, aunque no me de miedo estar a no sé cuantos miles de kilometros (en realidad no quiero saber cuantos son) de tierra firme necesito una distracción (bueno, más bien dos) para evitar que la ansiedad y sus pensamientos negativos-catastróficos me inunden. Esas distracciones son la música y leer.

En Semana Santa me fui con mi novio a pasar unos días a Milán (en cuanto tenga un poco más de tiempo os hablaré del viaje) y el libro elegido fue La Magia de ser Sofía. Me lo recomendó mi amiga Ana de Falling for A, ya que según ella ese libro me iba a encantar pero, si os soy sincera, no me decanté por ese libro por la trama o por su recomendación, sino porque buscaba un libro sencillo, de esos que no hace falta pensar o estar 100% concentrada y porque la relación precio-tamaño estaba bastante bien.

Pues bien Ana, he de decirte que no me podrías haber recomendado mejor libro.

esl91152

Era feliz con lo poco que tenía, que me parecía mucho. ¿Qué necesidad tenía de meterme en ese berenjenal que los optimistas llaman amor?

La magia de ser Sofia trata sobre una historia de amor pero que no es la típica, sino que trata un amor más real y más actual. Por una parte tenemos a Sofía, una licenciada en filología que, tras no encontrar trabajo de lo suyo, comenzó a trabajar en el Alejandría, una cafetería en el centro de Madrid, de esas que te atrapa y tienes que volver; por el otro lado tenemos a Hector, natural de Badajoz que ha vivido en Madrid durante la universidad y después se trasladó a vivir a Ginebra con su novia de toda la vida. Hector vuelve a mudarse a Madrid, teniendo que vivir así una relación a distancia de seis meses, por motivos laborales. Durante este tiempo descubrirá la magia y, sobre todo, la magia de Sofía.

Como os digo al principio, es un libro que me sorprendió muy gratamente y que me enganchó, que me obsesionó y que me enamoró. Las dos mejores horas de avión que he tenido en la vida (os lo juro). Una de las mejores cosas que tiene este libro es que hay capítulos desde el punto de vista de Sofía y desde el punto de vista de Héctor, haciendo la narración más interesante y completa, porque supongo que ya lo sabéis pero ¡cómo cambia un mismo hecho visto por dos personas distintas!

De este libro me han sorprendido muchas cosas, me sorprendió hasta el propio libro, pero yo creo que lo que más me llamó la atención fue su manera de tratar el amor y el sobrepeso de la protagonista. Pero vamos por partes:

Elísabet Benavent trata el tema del amor de una manera sana, bonita y realista. Trata el amor como lo que debería ser: un añadido a tu vida, no tu vida. Te enseña a aceptar que te puedes enamorar de cualquiera en cualquier momento y que eso, por mucho que te empeñes, no lo controlas tú y que tienes dos opciones: o vives el amor o dejas que se vaya. Porque sí, Elísabet también nos enseña a dejar ir. A no cortar la libertad, a no esperar nada de nadie (porque en esta vida nadie te debe nada), y a aceptar las decisiones de los demás. Nos muestra una relación sana (cosa que es difícil encontrar en libros de amor) y se agradece mucho. MUCHO.

Voy a contarte un secreto, Sofía: tener pareja es solo una circunstancia de la que no podemos depender”.

En cuanto al físico no puedo más que darle otro aplauso a la autora. Sofía tiene sobrepeso y durante el comienzo de la novela está muy presente. Cuando Héctor comienza a enamorarse de Sofía esto cambia, y no es que ella adelgace, sino que como Héctor la ve guapa con sus kilos de más y Sofía no tiene complejos (como tiene que ser) te da la sensación de que están hablando de cualquier otra chica que tiene el mismo nombre. Y al principio me molestó, no entendía porque la tenía que cambiar así, hasta que comprendí que no cambiaba Sofía, sino que el narrador (hola clases de narratología) era quien la veía así de guapa y atractiva, con sus kilos de más  y con todos sus defectos. Y me encantó y me dejó sin palabras y me pareció una de las cosas más bonitas del libro y ojalá siempre fuese así.

Otro punto muy a favor del libro, y que me gustó mucho, fue la importancia de los personajes secundarios. No es sólo la historia de amor entre los protagonistas, sino que va más allá y los secundarios también tienen vida, ambiciones, amores y desamores… que te permiten despejarte un poco de la trama principal.

En resumidas cuentas, Elísabet Benavent sabe contar historias y consigue que, a pesar de tratar un tema complicado empatices con sus personajes. Es un libro de esos que te tocan todo por dentro y se van llevándose un poquito de ti, dejándote con ganas de más y haciendo que pienses en esa relación más que los propios protagonistas.

Os recomiendo que, si tenéis la ocasión, le deis una oportunidad. No creo que os defraude. Yo en cuento pueda me haré con el segundo, ¡que me muero de ganas de saber como termina esta bilogía!

7/10

See you soon.

REVIEW: LA ISLA DE ALICE.

9788408147886

“Cuando Chris muere en un accidente de coche sospechosamente lejos de donde debía estar, la vida de su mujer, Alice, con una niña de seis años y otra en camino, se desmorona. Incapaz de asumir la pérdida y con el temor de que tal vez su relación perfecta haya sido una mentira, se obsesiona con descubrir de dónde venía Chris y qué secreto escondía. Reconstruye el último viaje de su marido con la ayuda de las cámaras de seguridad de los establecimientos por donde este había pasado, hasta llegar al epicentro del misterio: Robin Island, en Cape Cod, Massachusetts, una pequeña y, solo en apariencia, apacible isla que modificará profundamente a Alice mientras busca respuesta a la pregunta: ¿Qué hacía Chris en la isla?”

La isla de Alice es la primera novela escrita por Daniel Sánchez Arévalo (aparte de escritor también es director, productor y guionista) que consiguió quedar finalista en Premio Planeta 2015 y que ha levantado pasiones y odios a partes iguales.

A mi, personalmente, me encantó. Me leí la obra hará cosa de un año, más o menos, y fue mi reconciliación con la lectura después de una crisis en la que no conseguía conectar con ninguna obra al 100%. Pero, con esta novela, me pasó algo que casi se me había olvidado ya: tuve que racionarme el libro porque sino, ¡no hacía otra cosa en todo el día! Y a pesar de que una de las críticas más generalizadas (o que al menos, yo más he oído) es que al libro le sobraban unas 300 hojas, pero a mi se me hizo corto y me quedé con ganas de más.

Conecté con Alice al instante (que ella sea la narradora de la novela ayuda mucho y es un punto a su favor), aunque la historia que te cuenta Daniel, y la actitud de Alice, no es para nada normal, pero que está  “justificada” (no nos olvidemos que lo que hace es completamente ilegal) con el duelo que está pasando y, si yo fuese ella, hubiese hecho lo mismo. O casi. Posiblemente no me habría obsesionado tanto pero si que hubiese investigado que narices hacía mi pareja en otro sitio bastante lejano de donde debería estar.

Daniel sabe mantener la intriga y el ritmo hasta el final además de llenar la historia de miles de pequeños detalles que van consiguiendo que te quedes atrapado en esa pequeña isla. Como ya ha demostrado en sus películas sabe contar historias, sabe llegar, transmitir y emocionar.

Si tuviese que decir algo malo, sería el final. Como bien he dicho antes, fui capaz de empatizar con Alice en todo momento menos en el final: no me esperaba esa reacción para nada (yo no la hubiese tenido, al menos), fue demasiado empalagoso y estadounidense para mi gusto.

En resumidas cuentas: es un libro que me enganchó desde la primera página, fácil de leer y que te llena de sentimientos, emociones y vas descubriendo junto con Alice ese misterio que rodea su matrimonio, aparentemente, perfecto.

¿Os habéis leído La isla de Alice? ¿Os animáis a leerlo? ¿Qué os pareció?

(Se aceptan recomendaciones de lectura).

4/5

See you soon.