LA MAGIA DE SER NOSOTROS.

Parece que sólo me gustan los libros de Elizabet Benavent, también conocida como Beta Coqueta, pero es que cuando caes en uno de sus libros necesitas leerlos todos. (Pero os juro que leo más autores y otros géneros). Además son libros muy fresquitos e ideales para leer en verano, en el metro o una noche sin ningún tipo de plan ni ganas de hacer nada.

9788491291183

Al principio de este blog os hablé de La Magía de se Sofía, libro que me encantó y me enamoró. De este segundo libro no puedo decir lo mismo por desgracia. No sé si no me ha gustado tanto por la cantidad de veces que he oído que este segundo tomo era peor que el primero, pero sí, tienen razón. Se me ha hecho pesado y aburrido. Los personajes habían perdido parte de su personalidad. Vale que la gente cambia, pero es como si no fuesen ellos. Entre otras muchas cosas, no entendía por qué hacían muchas cosas. Había decisiones obvias, o que, aunque no estés totalmente de acuerdo con los personajes entiendes por qué lo hacían, pero otras veces se lían, no saben qué quieren o parecen niños con una mala rabieta.

Pero, sin duda, una de las cosas que menos me gustó era la manera de escribir. Me explico: en algunas ocasiones Hector o Sofía hablaban directamente con el lector, se adelantaban acontecimientos o hacían reflexiones vacías y flojas.

¿Os recomiendo leer este libro? A pesar de que no me haya gustado tanto ni estuviese a la altura de mis expectativas, sí, os lo recomiendo. Creo que si te lees el primero de la bilogía, necesitas saber qué pasar, conocer toda la historia.

See you soon.

MARTINA CON VISTAS AL MAR.

9788483658482

No sé si os habéis dado cuenta ya, pero me encanta leer. Y el pasado mes de abril fue mi cumpleaños por eso mis queridísimos Ana (podéis ir a su blog aquí), Sergio (podéis ir a su canal de YouTube aquí) y Ainhoa me regalaron una camiseta blanca preciosa de Zara y un libro: Martina frente al mar. Optaron por este libro por lo mucho que me había enamorado de La magia de ser Sofía, libro de la misma autora, Elisabet Benavent.

Martina frente al mar es la primera parte de la bilogía de El horizonte de Marina. Pero,¿quién es Marina? Marina es una chica joven que quiere ser chef. Vive con sus dos mejores amigas que hacen que su vida sea una autentica locura (y parezca una autentica sitcom americana) y se lleva muy bien con su ex pareja, con quien salió durante más de diez años. Actualmente trabaja en el restaurante de Pablo Ruiz, con quién compartirá  algo más que el lugar de trabajo.

Continue reading “MARTINA CON VISTAS AL MAR.”

LA MAGIA DE SER SOFÍA.

Le tengo miedo a volar. Bueno, no, no me da miedo volar, lo que me da miedo es el despegue. Una vez arriba disfruto como una enana, pero los momentos previos al despegue y durante el mismo soy la que más sufre de todo el avión. Pero, aunque no me de miedo estar a no sé cuantos miles de kilometros (en realidad no quiero saber cuantos son) de tierra firme necesito una distracción (bueno, más bien dos) para evitar que la ansiedad y sus pensamientos negativos-catastróficos me inunden. Esas distracciones son la música y leer.

En Semana Santa me fui con mi novio a pasar unos días a Milán (en cuanto tenga un poco más de tiempo os hablaré del viaje) y el libro elegido fue La Magia de ser Sofía. Me lo recomendó mi amiga Ana de Falling for A, ya que según ella ese libro me iba a encantar pero, si os soy sincera, no me decanté por ese libro por la trama o por su recomendación, sino porque buscaba un libro sencillo, de esos que no hace falta pensar o estar 100% concentrada y porque la relación precio-tamaño estaba bastante bien.

Pues bien Ana, he de decirte que no me podrías haber recomendado mejor libro.

esl91152

Era feliz con lo poco que tenía, que me parecía mucho. ¿Qué necesidad tenía de meterme en ese berenjenal que los optimistas llaman amor?

La magia de ser Sofia trata sobre una historia de amor pero que no es la típica, sino que trata un amor más real y más actual. Por una parte tenemos a Sofía, una licenciada en filología que, tras no encontrar trabajo de lo suyo, comenzó a trabajar en el Alejandría, una cafetería en el centro de Madrid, de esas que te atrapa y tienes que volver; por el otro lado tenemos a Hector, natural de Badajoz que ha vivido en Madrid durante la universidad y después se trasladó a vivir a Ginebra con su novia de toda la vida. Hector vuelve a mudarse a Madrid, teniendo que vivir así una relación a distancia de seis meses, por motivos laborales. Durante este tiempo descubrirá la magia y, sobre todo, la magia de Sofía.

Como os digo al principio, es un libro que me sorprendió muy gratamente y que me enganchó, que me obsesionó y que me enamoró. Las dos mejores horas de avión que he tenido en la vida (os lo juro). Una de las mejores cosas que tiene este libro es que hay capítulos desde el punto de vista de Sofía y desde el punto de vista de Héctor, haciendo la narración más interesante y completa, porque supongo que ya lo sabéis pero ¡cómo cambia un mismo hecho visto por dos personas distintas!

De este libro me han sorprendido muchas cosas, me sorprendió hasta el propio libro, pero yo creo que lo que más me llamó la atención fue su manera de tratar el amor y el sobrepeso de la protagonista. Pero vamos por partes:

Elísabet Benavent trata el tema del amor de una manera sana, bonita y realista. Trata el amor como lo que debería ser: un añadido a tu vida, no tu vida. Te enseña a aceptar que te puedes enamorar de cualquiera en cualquier momento y que eso, por mucho que te empeñes, no lo controlas tú y que tienes dos opciones: o vives el amor o dejas que se vaya. Porque sí, Elísabet también nos enseña a dejar ir. A no cortar la libertad, a no esperar nada de nadie (porque en esta vida nadie te debe nada), y a aceptar las decisiones de los demás. Nos muestra una relación sana (cosa que es difícil encontrar en libros de amor) y se agradece mucho. MUCHO.

Voy a contarte un secreto, Sofía: tener pareja es solo una circunstancia de la que no podemos depender”.

En cuanto al físico no puedo más que darle otro aplauso a la autora. Sofía tiene sobrepeso y durante el comienzo de la novela está muy presente. Cuando Héctor comienza a enamorarse de Sofía esto cambia, y no es que ella adelgace, sino que como Héctor la ve guapa con sus kilos de más y Sofía no tiene complejos (como tiene que ser) te da la sensación de que están hablando de cualquier otra chica que tiene el mismo nombre. Y al principio me molestó, no entendía porque la tenía que cambiar así, hasta que comprendí que no cambiaba Sofía, sino que el narrador (hola clases de narratología) era quien la veía así de guapa y atractiva, con sus kilos de más  y con todos sus defectos. Y me encantó y me dejó sin palabras y me pareció una de las cosas más bonitas del libro y ojalá siempre fuese así.

Otro punto muy a favor del libro, y que me gustó mucho, fue la importancia de los personajes secundarios. No es sólo la historia de amor entre los protagonistas, sino que va más allá y los secundarios también tienen vida, ambiciones, amores y desamores… que te permiten despejarte un poco de la trama principal.

En resumidas cuentas, Elísabet Benavent sabe contar historias y consigue que, a pesar de tratar un tema complicado empatices con sus personajes. Es un libro de esos que te tocan todo por dentro y se van llevándose un poquito de ti, dejándote con ganas de más y haciendo que pienses en esa relación más que los propios protagonistas.

Os recomiendo que, si tenéis la ocasión, le deis una oportunidad. No creo que os defraude. Yo en cuento pueda me haré con el segundo, ¡que me muero de ganas de saber como termina esta bilogía!

7/10

See you soon.

WORLD BOOK DAY

Creo que este ha sido el post que, hasta el momento, más me ha costado escribir. Me ha resultado realmente difícil encontrar las palabras exactas y sacar del tintero todo lo que quería, y quiero, decir. A quien le guste leer me va a entender pronto.

Leer es mi mejor hábito y mi peor vicio. Leer me ha dado buenos y malos momentos y, me atrevería a decir, que leer me ha hecho salir adelante, o al menos que me costase un poco menos seguir, en muchas situaciones. Es increíble el poder que tiene la lectura para evadirte de todo y de todos, con que fuerza te agarra por delante, de cara, sin preocuparse de nada, y te lleva bien lejos, allí donde te cueste volver a la realidad y a donde estés deseando regresar, una vez más, a tu otro tú, a tu otra realidad. Leer es una aventura, una experiencia que te transporta a una dimensión paralela en la que tu vida deja de existir y puedes ser quien sea, estar en cualquier época, país o galaxia. En fin, que leer es dejarse llevar. Pero dejarse llevar bien y de verdad. Es dejar de ser tú y ser cualquier otra persona. Tener experiencias, conocimientos y sentimientos nuevos en cada página. Es echar de menos lugares y gente que jamás has conocido y que, por desgracia, jamás harás. Es enamorarte de lugares y personas y es, también, odiar lugares y personas. Leer es sentirte pleno y lleno para, más tarde, sentirte vacío y no saber qué camino coger o qué libro leer.

Es impresionante todo lo que nos aporta leer. Como consigue que avancemos, que nos movamos, que seamos personas totalmente distintas después de pasar la última página (o incluso antes) de un libro. Un simple libro tiene la capacidad de unir a gente que no tiene nada más en común: ni tiempo, ni espacio, ni idioma.

No somos conscientes de lo importante que es la lectura, y no creo que nunca lo hagamos. Pero no importa, al menos no mucho, siempre que sigamos leyendo, apoyando la cultura y, sobre todo, seguir creando. Hay que crear como si fuésemos los primeros.

See you soon.

REVIEW: LA ISLA DE ALICE.

9788408147886

“Cuando Chris muere en un accidente de coche sospechosamente lejos de donde debía estar, la vida de su mujer, Alice, con una niña de seis años y otra en camino, se desmorona. Incapaz de asumir la pérdida y con el temor de que tal vez su relación perfecta haya sido una mentira, se obsesiona con descubrir de dónde venía Chris y qué secreto escondía. Reconstruye el último viaje de su marido con la ayuda de las cámaras de seguridad de los establecimientos por donde este había pasado, hasta llegar al epicentro del misterio: Robin Island, en Cape Cod, Massachusetts, una pequeña y, solo en apariencia, apacible isla que modificará profundamente a Alice mientras busca respuesta a la pregunta: ¿Qué hacía Chris en la isla?”

La isla de Alice es la primera novela escrita por Daniel Sánchez Arévalo (aparte de escritor también es director, productor y guionista) que consiguió quedar finalista en Premio Planeta 2015 y que ha levantado pasiones y odios a partes iguales.

A mi, personalmente, me encantó. Me leí la obra hará cosa de un año, más o menos, y fue mi reconciliación con la lectura después de una crisis en la que no conseguía conectar con ninguna obra al 100%. Pero, con esta novela, me pasó algo que casi se me había olvidado ya: tuve que racionarme el libro porque sino, ¡no hacía otra cosa en todo el día! Y a pesar de que una de las críticas más generalizadas (o que al menos, yo más he oído) es que al libro le sobraban unas 300 hojas, pero a mi se me hizo corto y me quedé con ganas de más.

Conecté con Alice al instante (que ella sea la narradora de la novela ayuda mucho y es un punto a su favor), aunque la historia que te cuenta Daniel, y la actitud de Alice, no es para nada normal, pero que está  “justificada” (no nos olvidemos que lo que hace es completamente ilegal) con el duelo que está pasando y, si yo fuese ella, hubiese hecho lo mismo. O casi. Posiblemente no me habría obsesionado tanto pero si que hubiese investigado que narices hacía mi pareja en otro sitio bastante lejano de donde debería estar.

Daniel sabe mantener la intriga y el ritmo hasta el final además de llenar la historia de miles de pequeños detalles que van consiguiendo que te quedes atrapado en esa pequeña isla. Como ya ha demostrado en sus películas sabe contar historias, sabe llegar, transmitir y emocionar.

Si tuviese que decir algo malo, sería el final. Como bien he dicho antes, fui capaz de empatizar con Alice en todo momento menos en el final: no me esperaba esa reacción para nada (yo no la hubiese tenido, al menos), fue demasiado empalagoso y estadounidense para mi gusto.

En resumidas cuentas: es un libro que me enganchó desde la primera página, fácil de leer y que te llena de sentimientos, emociones y vas descubriendo junto con Alice ese misterio que rodea su matrimonio, aparentemente, perfecto.

¿Os habéis leído La isla de Alice? ¿Os animáis a leerlo? ¿Qué os pareció?

(Se aceptan recomendaciones de lectura).

4/5

See you soon.