FIVE MUST-WATCH FASHION MOVIES.

¡Buenos días! ¿Cómo estáis? Espero que estéis súper bien. Hoy os traigo cinco películas sobre moda que deberíais ver si os gusta este tema.

El diario viste de Prada. Es tan famosa que no necesita introducción. Es una obra maestra. Una de esas películas que siempre te apetece ver, con la que te diviertes, te emocionas, sufres, ríes… Y lo dicho, si te gusta el mundo de la moda esta es tú película y no sólo porque hable sobre cómo se trabaja en una revista de moda, sino porque los outfits son auténticas obras de arte.

El diario viste de Prada es una película icónica con la que me siento muy representada. Es una de esas películas palomiteras (es decir, de sofá, mantita, palomitas y película en uno de esos días que ni quieres ni puedes pensar) que se han convertido en casi casi (y salvando las distancias) en una película de culto. Meryl Streep está maravillosa, como siempre y Anne Hathaway, nuestra amada princesa de Genovia, a la altura en un magnífico papel representando a una chica normal y corriente.

Continue reading “FIVE MUST-WATCH FASHION MOVIES.”

Anuncios

GHOST IN THE SHELL.

Aprovechando uno de esos descuentos del cine con los que te hacen una rebaja en la siguiente entrada si vuelves en menos de 15 días (lo tenía de cuando fui a ver La Bella y la Bestia), fuimos a ver Ghost in the Shell, la nueva película de Scarlett Johansson.

La película es la adaptación del famoso Manga de Masamune Shirow (aunque yo desconocía esta información cuando fui a verla) y puede radicar ahí el fracaso de la cinta: han intentando atraer tanto a los fans del manga como a aquellos que no lo conocíamos, y claro, no se puede contentar a todos a la vez.

Desde mi punto del vista, el de alguien que fue a ver la película sin conocer el manga, fue una película algo decepcionante. Cuando vi el trailer me llamó bastante la atención, y es que la trama tenía muy buena pinta, (PUEDE CONTENER SPOILER LA SIGUIENTE FRASE) pero cuando ya iba por el final (más o menos) de la película me dio la sensación de que el trailer me había contado la película obviando detalles y hechos. Más que un trailer parecía un resumen. (FINAL DEL POSIBLE SPOILER).

Cuando terminó la película tuve la sensación de que le faltaba algo, no transmitía nada. Y vale que la cosa va de robots que no sienten, ¡pero el cine está para eso, para hacer transmitir, no para dejarte impasible! Fue predecible hasta el final, estereotipada hasta ser una burda exageración de películas de temática igual o similar y sin nada novedoso u original que aportar. Me costó digerir la película en algún punto en el que reinaba el aburrimiento o la película (y actuaciones) se me hacía demasiado inverosímil.

En resumen, la película podría haber sido pero no fue. Se podía haber explotado todo mucho más (sin necesidad de alargar la película) y haber transmitido aquello que les falló: sentimientos, verosimilitud y empatía.

2,5/5

See you soon.

THE BEAUTY AND THE BEAST.

Siempre he sido más rara que un perro verde, y de pequeña no me quedaba atrás: no podía comer si no veía una película de dibujos mientras tanto. Literalmente me pasaba el doble de tiempo eligiendo qué películas (sí, películas, más de una) poner que comiendo.  Solía elegir cualquier película en la que no saliese ninguna princesa Disney puesto que no entendía su obsesión con casarse con gente que no conocían de nada, por qué vendían su voz por alguien que no conocían (ni cómo pensaba comunicarse después con el chico) o como no les daba asco que un desconocido les despertase con un beso (y ya lo de besar a una muerta mejor ni lo comentamos). En resumidas cuentas: entre que le sacaba mil pegas a los argumentos, me caían mal las protagonistas y no me llamaba especialmente el tema del amor, no solía ver ese tipo de películas.

Con los años, fui dando de lado las películas de las princesas Disney (a Mulán no, Mulan es una diosa) y me fui centrando en todas las que tuviesen animales, y si ya cantaban mejor que mejor. Por ello cuando vi que volvían a hacer remakes de las películas clásicas de Disney no es que me llamasen especialmente la atención, pero cuando descubrí que Emma Watson iba a interpretar a Bella decidí darle una oportunidad. Por ello, el viernes pasado fui al cine a ver a “La Bella y la Bestia” (The Beuty and the Beast), protagonizada por Emma Watson en el papel de Bella, Dan Stevens en el de Bestia y dirigido por Bill Condon.

No sé que deciros que no sepáis ya de esta obra de arte: es una película hecha con mimo, cariño y con un gusto excelente. Tiene una estética muy cuidada, una fotografía impresionante y algunos planos y movimientos de cámara que te dejan, simplemente, sin respiración.  La dirección de arte y el vestuario no se quedan atrás y cuidan hasta el más mínimo detalle. Para que os hagáis una idea, al salir de la sala escuche como una niña, de no más de 6 años, le decía a sus padres “es tan bonita que la quiero venir a ver mañana otra vez”.

Todo el trabajo que realizaron los distintos equipos, todos ellos dirigidos por mujeres y con un total de 1.000 trabajadores, no fue en vano y el resultado es perfecto. A pesar de ser un remake es muy, pero muy parecida, a la película original del año 1991 y que te deja la misma sensación al verla. El hecho de que se parezca tanto a la película original para mi es un plus, por varios motivos:

  • He ido al cine por ver la Bella y la Bestia, y no otra película.
  • Te trae mil y un recuerdos de tu infancia.
  • Ver la misma película con personas de carne y hueso la hace más real. Es como leer un libro y luego ver su adaptación cinematográfica (siempre y cuando ésta esté bien hecha y sea parecida al mundo que te habías montado en tu cabeza).
  • A pesar de que el director decidió reproducir conversaciones, planos, chistes, canciones… consigue transmitir la misma magia, encanto y sensaciones que se producían en la película de dibujos animados.

Posiblemente uno de los elementos que son más distintos entre ambas películas es la introducción de personajes homosexuales o de distintas razas.  Aunque da un poco de vergüenza admitir que se están incluyendo personajes homosexuales con cuentagotas en todas las producciones audiovisuales con un target potencialmente infantil, se está haciendo, que no es poco. Ya ocurrió en Frozen, por ejemplo, con el dependiente de la tienda y, en esta ocasión, es el fiel escudero de Gaston quien está enamorado de su amigo. A pesar de que, como ya he dicho anteriormente, la homosexualidad se introduzca con cuentagotas, se hace de una manera muy natural, sutil, elegante y respetuosa, y no creando momentos, escenas o situaciones en la que la homosexualidad sea la protagonista.

No sé si sabíais que Bella fue la primera heroína feminista de Disney: es la primera princesa que muestra tener cultura e interés por conocer más, muestra valentía, autonomía y fuerza y no se quiere casar en un principio. Emma se decantó por realizar esta película, en lugar de “Lalaland: la ciudad de las estrellas”, porque pensaba que iba a ser un mejor ejemplo para las niñas y niños. ¡No podría estar más de acuerdo! Emma es un gran ejemplo para los niños y su lucha a favor del feminismo puede influir muy positivamente en las futuras generaciones, además de transmitir un mensaje que no todos los famosos son capaces de dar.

77451_la-bella-y-la-bestia

Otra de las cosas que más me llamó la atención fue que en la sala había gente de todas las edades: matrimonios ancianos, grupos de amigos adolescentes, mujeres adultas, gente joven, familias… Es la primera vez que veo un público tan variado para una película con un target, supuestamente, infantil. Es impresionante, y muy emocionante, como una misma historia es capaz de llegar y emocionar a gente con edades tan distintas. Supongo que de eso trata el cine.

77456_la-bella-y-la-bestia

En resumidas cuentas, si en 1991 La Bella y la Bestia arrasaron al nivel de ser la primera película Disney en conseguir dos Oscar (mejor banda sonora y mejor canción original), ésta nueva versión no se queda atrás. En mi opinión, quizás un poco exagerada para alguno de vosotros, esta nueva película ha desbancado a la original y ya no me puedo imaginar la misma historia protagonizada por dibujos. Si bien es cierto que en algunas partes me aburrí y no paraba de pensar “Tamara, guapa, ¿por qué te empeñas en ver cosas que no te gustan?”, el resultado final me dejó muy buen sabor de boca y, sin lugar a dudas, mis partes favoritas fueron las de las canciones y, en espacial, las de “Bonjour” y “Bella y Bestia son”.

7,5/10

See you soon.